Tratamientos en cáncer de mama

| posted in: Cáncer de Mama: infórmate | 1

Los tratamientos se pueden clasificar teniendo en cuenta cómo funcionan y cuándo se utilizan:

Terapia local: tiene como objetivo tratar el tumor en un sitio específico sin afectar al resto del cuerpo, como por ejemplo, la cirugía o la radioterapia.

Terapia sistémica: hace referencia a medicamentos que se administran por vía oral o intravenosa y que afectan a todo el organismo. La quimioterapia, la terapia hormonal y la terapia dirigida, por ejemplo.

Terapia adyuvante: el objetivo de este tratamiento es evitar que en cáncer regrese y/o destruir aquellas células tumorales que estén dispersas por el organismo y no sean perceptibles. Es un tratamiento sistémico que se suele administrar tras un tratamiento local.

Terapia neoadyuvante: el objetivo del tratamiento es reducir el tamaño del tumor antes de aplicar una terapia local.

Los principales tratamientos para el cáncer de mama son:

CIRUGÍA: es una terapia local y suele ser la primera opción de tratamiento en los cánceres de mama en estadios iniciales.

El tipo de cirugía depende del tamaño, la localización y la extensión del tumor:

  • Tumorectomía: se extirpa solo el tumor.
  • Cuadrantectomía: se extirpa el cuadrante donde está localizado el tumor.
  • Mastectomía: se extirpa la mama entera, generalmente con linfadenectomía axilar (extirpación de los ganglios axilares)

    Análisis del ganglio centinela: técnica que identifica el primer ganglio axilar afectado por el tumor de la mama. Si este ganglio está afectado es necesario realizar un estudio del resto de los ganglios de la axila. Si no está afectado el cirujano intentará no realizar un vaciamiento axilar.

  • Cirugía profiláctica de la mama: con este tipo de cirugía se extirpa una mama o las dos aunque no hayan desarrollado cáncer. Las personas que se someten a este tipo de cirugías han desarrollado anteriormente un cáncer de mama o tienen un riesgo elevado de desarrollarlo.

RADIOTERAPIA: es una terapia local que consiste en el uso de radiaciones para el tratamiento de determinados tumores. El objetivo de esta terapia es eliminar las células tumorales causando el menor daño posible a los tejidos sanos que rodean a dicho tumor.

  • Radioterapia externa: es el tipo de radioterapia más común y consiste en la administración de las radiaciones desde el exterior mediante unos equipos que generan la radiación.
  • Radioterapia interna: se administra colocando un material radiactivo (isótopo) en el tumor, próximo a él o en el lugar donde estuvo, con el objetivo de administrar altas dosis de radiación a cortas distancias para evitar radiar los tejidos sanos.

QUIMIOTERAPIA: es una terapia sistémica a través de la que se administran medicamentos para debilitar y destruir las células cancerosas que están localizadas en el sitio original del tumor o aquellas que se han diseminado por el organismo. La quimioterapia es una de las modalidades terapéuticas más empleada en el tratamiento del cáncer.

HORMONOTERAPIA: es una terapia sistémica, generalmente administrada por vía oral, que detienen la formación de hormonas o bloquea sus efectos, impidiendo la proliferación del tumor, por lo que este puede disminuir de tamaño o desaparecer.

Los tumores que pueden beneficiarse de la hormonoterapia son los que tienen receptores hormonales positivos. La elección del tratamiento hormonal que se aplique dependerá de muchos factores que tu médico tendrá en cuenta.

La duración de la hormonoterapia suele prolongarse al menos cinco años.

TERAPIA DIRIGIDA O BIOLÓGICA: es una terapia sistémica que trata características específicas de las células cancerosas debidas a alteraciones en los genes o cambios en la expresión de los mismos, por ejemplo, una proteína que permite que las células cancerosas se multipliquen rápidamente. Es el caso, por ejemplo, de los tratamiento que se prescriben para los tumores HER2 positivos (que sobreexpresan esta proteína HER2).

One Response

Comments are closed.